Mi gato o perro tiene otitis

Las otitis en perros y gatos son bastante frecuentes en la clínica diaria. Nuestro pacientes suelen venir porque sus dueños observan que sacuden la cabeza, se rascan las orejas, les huelen mal las orejas e incluso producen secreción de diferentes colores. El que ha sufrido algún tipo de otitis reconocerá que es un proceso muy molesto y doloroso.

En su gran mayoría, las otitis afectarán a la parte externa del oído, que se compone de orejas y conducto auditivo externo.

Aspecto de un oído afectado en el perro.

Aspecto de un oído afectado en el perro.

En la imagen superior podemos observar el canal auditivo inflamado y estenosado (cerrado), enrojecimiento del conducto auditivo y de la piel de la oreja. Además vemos contenido en la bulba timpánica que puede ser purulento o tejido, cuando la inflamación es crónica. También vemos inflamación de la trompa y la cóclea (oído interno).En algunas otitis, la membrana timpánica está perforada o muy inflamada (pieza morada en el dibujo).Como causas para estas otitis tendremos causas primarias como procesos alérgicos, cuerpos extraños que se introducen en el oído (espigas), parásitos (ácaros del oído). A estas causas se nos añadirán agentes como bacterias, levaduras e incluso un exceso de producción de cerumen en algunos perros, que en muchos de los casos, será lo más aparente de las otitis. Estas causas hay tratarlas en un primer momento y una vez tratadas, actuar sobre las causas primarias, pues sino, la otitis será recurrente y no acabará de curar, frustrando al propietario y al veterinario.Habrá determinados animales con más predisposición que otros según el tipo de oreja que tengan caída o levantada, si vive en exterior o interior, si pasea libremente por zonas con mucha vegetación, frecuencia de baños y razas predispuestas a alergias como Bulldog Francés, Westy, Cocker, Pastor Alemán o Beagle.Síntomas que podemos apreciar en el perro y gato:
  • Pérdida de pelo en las orejas
  • Irritación en la base de las orejas o en la cara interna de orejas.
  • Mal olor en la zona.
  • Oreja caída en perros que normalmente la llevan levantada.
  • Sacudidas y rascado con la pata o con el suelo.
  • Secreción
  • Ulceras

Si observamos alguno de estos síntomas es importante acudir lo antes posible al veterinario pues de esto dependerá entre otras cosas, la posibilidad de curar totalmente a nuestra mascota.

Aspecto de un oido sano en perro.

Aspecto de un oido sano en perro.

Son muy importantes unas buenas medidas de higiene y prevención, como el uso frecuente de limpiadores auriculares para evitar que se acumulen secreciones en el oído, una exhaustiva revisión de los oídos al volver de los paseos para detectar posibles cuerpos extraños o enrojecimiento de los oídos.
Limpiador Auricular de Virbac

Limpiador Auricular de Virbac que ayuda a evitar la otitis en perros y gatos.

En algunos casos las otitis llegarán a cronificarse porque no se han tratado a tiempo o no se han buscado las causas primarias. En estos casos tenemos que recurrir a pruebas diagnósticas más especializadas para ver si esta otitis puede curarse o no, como cultivos y antibiogramas, pruebas de alergia, radiografías, TAC, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*